AUTOMÓVIL

La producción de vehículos fue de 89,5 millones en 2014, aumentando en un 3% 1en comparación con 2013.

Se utiliza en promedio 900kg de acero para cada vehículo y el uso total de acero medio anual en el sector de automóvil es de unos 80 millones de toneladas.

El acero en un vehículo se distribuye de la siguiente manera:

  • 34% de acero utilizado para la estructura de carrocería, chapas, puertas y maletero con el fin de obtención de alta resisitencia y absorción de energía en caso de un choque.
  • 23% de acero encontrado en el sistema de transmisión, incluyendo el hierro fundido en la unidad de motores y el acero al carbono de cortar para el mecanismo de engranajes resistente al desgaste.
  • 12% de acero encontrado en el sistema de suspensión, con el uso de fleje de acero laminado de alta resistencia. El resto de acero se utiliza para las ruedas, llantas, tanque de combustible, sistema de dirección y el de frenado.2

En la actualidad, se utiliza el acero avanzado de alta resistencia para casi cada nuevo diseño de vehículos. El acero representa más de 50% en los vehículos de hoy en día. Gracias al uso de acero avanzado de alta resistencia, los vehículos cuentan con una calidad más ligera, un diseño más optimizado, así como las mejoras de la seguridad y la eficiencia de combustible.

  • En comparación con el acero convencional, el acero avanzado de nuevo grado y alta resistencia permite a los fabricantes de automóvil a reducir el peso de vehículo en 25-39%. Como el ejemplo del coche típico de familia de cinco pasajeros, el peso total del vehículo se reduce en 170 a 270 kg, lo que corresponde a un ahorro de 3 a 4.5 toneladas de gases de efecto invernadero durante todo el ciclo de vida. Este ahorro de emisiones supera a la cantidad total de CO2 emitido por todo el acero para los vehículos durante la producción.
  • La Federación Mundial de acero automóvil—— una organización automovilístico subordinada a la Asociación Internacional de Acero, completó en 2013 un proyecto de tres años y brindó un programa de diseño intensivo de acero de ingeniería completa para los vehículos eléctricos. Conocido como ¨Futuro Acero Vehículo¨, el proyecto se centraba en el diseño de la estructura de acero para reducir la masa de carrocería en 188 kg y las emisiones de gases de efecto invernadero durante todo el ciclo de vida en casi 70%. La investigación de Futuro Acero Vehículo comenzó en 2007, concentrando en las soluciones para vehículos durante 2015 a 2020 años. Hoy en día, vemos que se utiliza cada vez más la combinación de materiales desarrollada por este proyecto para nuevos productos.

La industria del transporte mundial se trata de uno de los importantes contribuyentes a las emisiones de gases de efecto invernadero, representando alrededor de 23% 3 de la emisión total de CO2 artificial. El departamento regulador trata esta cuestión por medio de establecimientos de los límites progresivos de la emisión de vehículo y/o de las normas económicas de combustibles. Muchas legislaciones exitentes consideran en primer lugar la reducción del consumo de petróleo como estándar y se concentran en el aumento del kilometraje unitario de combustible de un vehículo ( kilómetros/ litro o millas/ galón). Ahora este método se ha extendido a los reglamentos para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero de vehículos.

Lo que se amplien las normas económicas de combustible para cumplir con el objetivo de reducción de emisiones está provocando consecuencias inesperadas. Se utilizan materiales alternativos de baja densidad para reducir la masa del vehículo. Estos materiales permiten que se logra un vehículo con peso total más ligero, y con correspondientes reducciones en el consumo de combustible y las emisiones en la fase de uso. Sin embargo, en el proceso productivo de los materiales de baja densidad se consume generalmente más energía y se emiten más gases de efecto invernadero, por lo que es posible un aumento sustancial de las emisiones durante la producción de vehículos. Estos materiales a menudo no son capaces de ser reciclados y necesitan ser enviados al vertedero. Numerosos estudios de la evaluación del ciclo de vida muestran que este método puede dar lugar a mayores emisiones durante todo el ciclo de vida del vehículo, así como al aumento de los costos productivos. Véase aquí los estudios de casos.

La evaluación del ciclo de vida se trata de un factor clave para entender el impacto ambiental real de un material. Al realizar la evaluación del ciclo de vida para un producto, se requiere investigar tres aspectos como recursos, energía y emisión y se cubre la fase completa desde la extracción de materia prima hasta su final de vida, incluyendo el uso, reciclado y tratamiento. El acero en la economía circular—— perspectiva del ciclo de vida editado por la Asociación Internacional de acero explica qué papel crucial desempeña el método del ciclo de vida para entender el impacto medioambiental real de un producto ( descárguelo aquí).

Más información sobre el acero para la industria de automóvil, por favor visite al sitio web de la Federación Mundial de acero automóvil.


Nota de pie de página
1. Organización internacional de fabricantes de automóvil, OICA.org.
2. Allwood J.M.、Cullen J.M. etc., 2012, Materiales sostenibles: con los dos ojos abiertos, páginas 31-38. UIT Cambridge, Inglaterra.
3. Agencia internacional de energía, Resumen de las emisiones de CO2 procedentes de quemas de combustibles, edición 2014, página 10.

——Citas a la Asociación internacional de acero

执行时间:0.044317007064819秒 查询数据库3次 内存使用:4.204 mb - 393.102 kb = 3.82 mb 当前模式:developer